Novedades

LXXVI Sesión de Cátedra Perú de la USMP analizó situación de la Salud en Lambayeque


LXXVI Sesión de Cátedra Perú de la USMP analizó situación de la Salud en Lambayeque



La Universidad de San Martín de Porres (USMP) desarrolló el pasado 30 de noviembre la LXXVI Sesión de Cátedra Perú denominada “Salud Pública en Lambayeque”.


La actividad que se llevó a cabo en la Filial de la USMP en Chiclayo, contó con la participación de diferentes actores sociales y de gobierno relacionados con el sector, quienes analizaron y debatieron propuestas de solución a la problemática actual de la Salud en la mencionada Región.


Hugo Guerra Arteaga, director de Cátedra Perú, explicó que es importante abordar el estudio de la salud en Lambayeque por ser este un departamento que se interrelaciona con el resto de ciudades de la macroregión nororiental, lo que incrementa la movilidad de la población y, en consecuencia, los factores epidemiológicos.


“Al ser un centro de confluencia migratoria, a Lambayeque llegan personas que no solo traen su cultura, sino también su propio historial de salud, sobre todo de la zona oriental, de la selva; lo mismo sucede con quienes llegan desde el sur y el norte, es decir la población flotante genera el riesgo de que la historia de salud personal pueda combinarse de manera inadecuada”, señaló.


Dijo que el tiempo ha demostrado que donde confluyen culturas y condiciones de salud diferentes, las posibilidades de las epidemias, incluso de las plagas, se acentúan.


“Solo hace falta revisar un dato histórico. Cuando los europeos llegan a lo que se conoce como la conquista del Perú se produjo un encuentro de culturas y en ese momento nuestro territorio tenía alrededor de 18 millones de habitantes. Al inicio de la República quedaba, apenas, un millón 500 pobladores originarios. No fueron la violencia ni el proceso de colonización lo que diezmó a nuestra población, sino la aparición de enfermedades que nunca habían existido en esta parte del mundo y que llegaban de Europa”, relató.


Triste realidad


Guerra Arteaga indicó que precisamente por las condiciones migratorias de Lambayeque es que la Universidad de San Martín de Porres tomó la decisión de realizar la septuagésima sexta edición de Cátedra Perú sobre salud pública.


“Esto se motiva también en nuestra preocupación por las condiciones ambientales de Chiclayo, como capital del departamento. Con mucho pesar vemos como persisten problemas medioambientales sumamente graves. La basura es un problema que todavía no se resuelve, la contaminación por las unidades vehiculares es muy alta, igual que la contaminación auditiva. Estar en el centro de la ciudad pueden ser aterrador”, señaló.


El director de Cátedra Perú dijo no entender cómo Lambayeque, con una población de un millón 300 mil habitantes “no ha logrado superar el problema del servicio de agua potable y desagüe”.


“A cada momento se tienen desbordes que producen problemas que pueden acelerar y acentuar epidemias en cualquier momento. Nos preocupa que recién ahora se haya aprobado una fiscalía especializada en prevención de delitos medioambientales, recién este 2016, cuando estos problemas tienen una data larguísima”, anotó.


Responsabilidad de todos


Asimismo, refirió que llama la atención que aún se piense que los problemas de salud y de saneamiento básico corresponden únicamente al gobierno regional y a la gerencia sectorial de Salud.


“En realidad el tema de la salud es trasversal a toda la sociedad, no se trata solamente de imaginar nuevos hospitales y poner más cemento, más ladrillos, más fierro. Se trata de hacer una abordaje diferente, que nos permita trabajar de manera coordinada e intersectorial para prevenir, en primer lugar, luego atender y, finalmente, curar”, aseveró.


Guerra Arteaga destacó que a través de la Gerencia Regional de Lambayeque se realizan labores de prevención referidas a distintas enfermedades, pero este trabajo no se replica en los gobiernos locales.


“A nivel de las municipalidades distritales en Lambayeque, que son 38, solamente hay un preventorio, especializado además en cáncer, en La Victoria, cuando en realidad la tendencia del mundo contemporáneo es tener mucha más prevención, que comiencen en los gobiernos municipales, luego pase a instancias regionales y termine en el gobierno nacional. Presupuesto hay, pero hay que saberlo orientar y coordinar. No todo puede ser responsabilidad del gobierno regional o del sector salud”, enfatizó.


Alianza de trabajo


El director de Cátedra Perú propuso el establecimiento de una alianza que incluya al gobierno nacional, a los gobiernos municipales, a los medios de comunicación, que debe tener un rol educativo y relievar las soluciones que se van alcanzando, en aras de la prevención en salud.


“La universidad tiene una propuesta de abrir sus puertas, porque toda universidad, para llamarse como tal, tiene que abrirse a la sociedad, porque se debe a la comunidad en la cual presta sus servicios. Tenemos un sinfín de información, de herramientas de gestión pública en Salud y en otras áreas, que además es gratuita, que está a disposición de todos, solo tienen que buscarla, que pedirla. La alianza tiene que integrar a todos, porque estamos para contribuir”, indicó.


Guerra Arteaga destacó además el importante avance que la USMP Filial Norte ha logrado a través de su Facultad de Medicina Humana, cuyos estudiantes destacan hoy por sus investigaciones calificadas a nivel nacional e internacional.


“Esto nos demuestra que nuestra universidad sí está cumpliendo con el reto de la investigación académica y de potenciar la innovación, pero también que sí se puede contribuir desde las regiones a la mejora de la salud pública. Se nos ha demostrado que desde Chiclayo se pueden dar grandes lecciones al país”, manifestó Hugo Guerra.


Gestión en Salud


Durante su intervención, el gerente regional de Salud, Víctor Torres Anaya, precisó que el trabajo en salud representa una responsabilidad compartida entre las instituciones, la sociedad civil organizada y cada uno de los habitantes.


“Es algo que nosotros queremos difundir con mayor intensidad, porque es fundamental que cada persona entienda que el primer servicio de salud se lo brinda ella misma, no lo da una institución. El autocuidado se aplica cada vez que se mejoran los estilos de vida, cuando se mejoran las prácticas de higiene, como el lavado de manos. De este modo se cuida y hace prevención de la salud”, dijo.


Añadió que su sector trabaja estrechamente con los primeros niveles educativos porque son los niños quienes mayor incidencia tienen en las prácticas de prevención e incitan a sus familias a seguir los consejos de cuidado.


“Hemos tenido grandes resultados con esta estrategia, por eso es que todos tenemos que participar”, señaló.


Enfermedades trasmisibles


El funcionario regional explicó que hace algunas décadas se pensaba que con la aparición de los antibióticos y de nuevas estrategias sanitarias se pondría fin a las enfermedades trasmisibles. Sin embargo, estas continúan, algunas reemergentes y otras nuevas, que se van sumando al bagaje patológico de la sociedad.


Respecto a la tuberculosis, Torres Anaya dijo que su aparición está muy relacionada con estilos de vida y niveles de pobreza, así como con el hacinamiento familiar y habitacional.


Actualmente en Lambayeque el 59.65 % de la población, por cada cien mil habitantes, padece de tuberculosis, cifra que ha disminuido en 20 % en comparación al año 2009.


“Los distritos con menor riesgo frente a la tuberculosis, debido a su poca población, son Chóchope y Nueva Arica, pero entre los de mayor incidencia ante la enfermedad están José Leonardo Ortiz, La Victoria, Mesones Muro y Pomalca. Hay 12 distritos en mediano riesgo”, señaló.


Dijo que uno de los focos de mayor preocupación por el incremento de personas con TBC es el Establecimiento Penitenciario de Chiclayo, ex penal de Picsi, debido al hacinamiento que existe por el exceso de población carcelaria.


“Hemos tratado el tema con la viceministra de Salud y vamos a tener una reunión con la ministra de Justicia para buscar una solución a este problema, porque lo que se está presentando en el penal de Chiclayo es lo que también sucede en otros establecimiento penitenciarios del país, con altos índices de tuberculosis y VHI-SIDA”, precisó.


Los vectores


El Gerente Regional de Salud detalló también que en los últimos años se ha mostrado un incremento de la trasmisión de enfermedades por vectores, como por ejemplo el dengue, la chikungunya y el zika.


“Esto está asociado mucho a la disponibilidad de agua potable a través de la red pública. Si la población en general tuviera acceso a ella no tendría la necesidad de almacenarla, restando así las posibilidades de proliferación del vector. Hacemos coordinaciones con los gobiernos locales, muchos de los cuales responden adecuadamente y gracias a ello se ha logrado reducir la incidencia”, mencionó.


El año pasado en Lambayeque se registraron dos casos de dengue, siendo los distritos más vulnerables Olmos, Motupe, Salas, Tumán, Pátapo y Pucalá.


LEYENDAS:


    1. Concurrida fue la participación a la edición 76 de Cátedra Perú en Chiclayo.

    2. Hugo Guerra señaló la importancia de establecer una alianza pública por la mejora de la salud.

    3. La contaminación pone en riesgo la salud de los lambayecanos.

    4. Torres Anaya explicó que los índices de tuberculosis aún son altos en Lambayeque.

    5. Los vectores siguen originando la aparición de nuevas enfermedades, por ello es importante la prevención.




Chiclayo, 12 de Diciembre de 2016
Oficina de Imagen Institucional
Universidad de San Martín de Porres
Filial Norte




 

Volver

 

 

Sist. de Gestión Académica - SAP
Campus Virtual      
Bolsa de Trabajo
Visitas Guiadas

XXI Congreso Internacional de Ingeniería y XIII Arquiforo “Visión 2016”


19, 20 y 21 de octubre Facultad de Ingeniería y Arquitectura





Cursos de Especialización


Ofrecemos cursos de especialización certificados por la USMP.



Guía Berlitz

Datos de acceso al curso de inglés